• Ana Eloísa Zúñiga

Inteligencia de relacionamiento estratégico: competitividad y sostenibilidad en el mercado.

Las empresas día a día buscan cumplir las metas que quieren alcanzar, en esencia eso las hace mantener vivas en materia de competitividad en el mercado. Es por ello, que buscan los mejores caminos para generar relaciones sostenibles en el tiempo con cada actor importante del negocio.


Relacionarse estratégicamente requiere entender nuestros públicos de interés y por eso la importancia de saber quiénes son, es decir, todas aquellas personas u organizaciones, que tienen contacto directo o indirecto con la empresa, a quienes les afectan las decisiones de la misma.


Pero, ¿en qué consiste el relacionamiento con nuestros grupos de interés? Pues bien, se trata de: colaboración, construir relaciones de calidad y confianza con nuestro entorno, contribuir al desarrollo sostenible de la región donde se ubique la empresa y agregar valor a los beneficiarios del servicio y/o producto.


Buscar las formas más inteligentes para interactuar con las partes interesadas garantiza su apoyo con nosotros, fortalece la posición competitiva y asegura el éxito de la empresa a largo plazo. Es por medio del relacionamiento que se espera entender lo que es importante para los públicos y que estos a su vez entiendan lo que es clave para la organización.

El relacionamiento inteligente permite crear alianzas estratégicas que fortalecen los vínculos de la organización con todos sus públicos

2 vistas0 comentarios