• Ana Eloísa Zúñiga

¿Qué estás esperando para incluir las mentorías en tu empresa?

En un mundo globalizado como en el que nos encontramos hoy en día, en donde se exigen los máximos resultados en poco tiempo, suelen estar presentes la frustración, la falta de enfoque y la necesidad de incrementar los beneficios sin demasiada planeación cuando ante una tarea compleja no se toman las mejores decisiones. Esto sucede principalmente porque hace falta una guía, alguna ruta que muestre cuáles son los mejores pasos para dar y conseguir lo que se requiere.

La mejor estrategia que existe y contribuye enormemente a las organizaciones en la consolidación de sus objetivos son las mentorías empresariales. Éstas son una herramienta efectiva que impacta directamente en el talento de los colaboradores haciendo que estén comprometidos con las tareas en las que mejor se desempeñarán, aprovechando por lo tanto las capacidades que tiene cada uno desde su campo.

Para una correcta mentoría en la empresa es importante partir de dos puntos claves: la experiencia y la voluntad de los mentoreados, para aprovechar al máximo todo el aprendizaje que será brindado. Teniendo en cuenta lo anterior es muy importante elegir adecuadamente la persona u organización encargada de lleva a cabo esta labor. Entre las características a tener en cuenta a la hora de decidirse por una mentoría están:


  • La claridad mental

  • La enseñanza de metodologías aprobadas

  • El diálogo transparente

  • El apoyo emocional

  • Retar la comodidad y la comprensión de las necesidades tanto individuales como grupales de la organización

Desde esta orilla es claro que lo más correcto es guiarse por un mentor externo que liberado de perjuicios, emociones o contextos logra influir positivamente en las debilidades que detecta, para obtener el mejor provecho de ellas e incrementar los beneficios de esta estrategia aplicada a los colaboradores.

Con una mentoría adecuada tu organización y colaboradores se potencializarán

0 vistas0 comentarios